Mark Zuckerberg, Facebook y el caso Cambridge Analytica

Mark Zuckerberg, Facebook y el caso Cambridge Analytica.

Mark Zuckerberg

Facebook anunció que iba a enviar una notificación a cada uno de los 87 millones de usuarios afectados por el robo de datos de Cambridge Analytica. Al parecer, debido al baile de cifras de los afectados, no todo el mundo que debería ha recibido una notificación.

Si no recibiste ninguna notificación de Facebook puedes usar una herramienta para saber si tus datos fueron robados.

La herramienta para comprobar si tus datos fueron robados esta disponible desde aquí: COMPROBAR.

Para remediar esto, Facebook ha sacado una herramienta que permite saber al instante si tus datos fueron adquiridos por Cambridge Analytica. La herramienta, a la que se puede acceder, notifica si el usuario o alguno de sus amigos usó la aplicación “This is your digital life”.

Esta fue la aplicación que Cambridge Analytica utilizó para obtener datos. Si el usuario ni sus amigos la usaron, Facebook asegura que “no parece que los datos hayan sido obtenidos por Cambridge Analytica”. Cómo de fiable es la herramienta es algo que aún está en el aire.

Aunque la mayor parte de los afectados son estadounidenses, si te conectas desde España, Cambridge Analytica no habrá obtenido tus datos, la herramienta funciona en todos los países. Si no se compartió información con la aplicación, este será el mensaje que dará la herramienta:

“Según nuestros registros, ni tú ni tus amigos iniciasteis sesión en “This Is Your Digital Life”.
Como resultado, no parece que “This Is Your Digital Life” haya compartido tu información de Facebook con Cambridge Analytica.”

Los que sí se registrasen en “This is my digital life” recibirán un aviso confirmando el hecho y la fecha del registro. A continuación aparecerá una lista de la información compartida con la aplicación. En la mayoría de los casos, la información compartida es toda la existente en el perfil público, así como las páginas públicas que se siguen, la fecha de nacimiento y la localización.

Por otra parte, la semana pasada el CEO de Facebook Mark Zuckerberg, compareció ante el congreso de Estados Unidos para responder a las preguntas de los congresistas por el caso Cambridge Analytica. 

Nervioso, muy nervioso. A ratos convinciente, a ratos completamente descolocado, a ratos sorprendido por unas preguntas que no tenían mucho que ver con el caso que se estaba tratando… pero con un nerviosismo poco habitual en él y que poco se espera del CEO de una gran compañía como es Facebook.

Así se podrían resumir a grandes rasgos las cuatro horas que pasó Mark Zuckerberg ayer testificando por primera vez ante el Congreso de Estados Unidos para dar explicaciones y su versión de los hechos sobre el escándalo de Cambridge Analytica, en el que se han visto comprometidos datos personales de más de 87 millones de usuarios -al menos- de la red social.

Nunca antes un directivo de una gran compañía tecnológica había tenido que dar explicaciones ante los senadores de Estados Unidos. La cita era importante, podía marcar un antes y un después, y Zuckerberg era consciente. Quizá por eso había contratado días antes a un comité de expertos para que le asesoraran y quizá por eso abandonó su tradicional camiseta gris y chanclas flip flop para presentarse trajeado con corbata de color azul corporativa ante su cita con los representantes del pueblo americano…

… y quizá por eso, estaba más nervioso que de costumbre. Y eso que prácticamente ya se sabía todo lo que iba a decir, puesto que un día antes él mismo había publicado las líneas básicas de su discurso, tratando de ofrecer una imagen de serenidad. Incluso en su perfil de Facebook iba anunciando su llegada al Capitolio y el tiempo que faltaba para la cita… como haría cualquiera de los usuarios de la red social ante un evento importante.

“Fue mi error y lo siento”, señaló en varias ocasiones ante los senadores. “No hicimos suficiente“, “Cometimos el error de dar prioridad a los anunciantes y a los desarrolladores frente a los miembros de la red social”, “Vale la pena contemplar una nueva regulación de protección de datos”, señalo, entre otras muchas frases que bien podrían pasar a la historia, durante las cuatro horas que duró su comparecencia.

Podrían pasar a la historia porque Facebook claudicó. El gigante reconoció su error ante el Congreso de Estados Unidos porque no le quedaba otra opción ante un escándalo de tan grandes dimensiones. Sin embargo, no convenció del todo a los legisladores.

“Después de diez años diciendo que podían haberlo hecho mejor, ¿qué hay de diferente en la disculpa de hoy?”, señaló John Thune. Zuckerberg titubeó: “No espero que cambie su visión, sólo que los cambios se empiecen a notar, acertó a decir”.

Zuckerberg sí fue tajante a la hora de afirmar que la compañía no cambiará su modelo de negocio. Incluso le llegaron a pedir que fueran los propios usuarios los que pudiesen monetizar su presencia en la red social, algo a lo que se negó. “El sistema actual de publicidad funciona y no hay por qué modificarlo”, estableció.

El vídeo que resume el escándalo de Facebook

Menos riguroso fue Zuck ante la pregunta que Dirk Durbin le hizo. “Señor Zuckerberg, ¿se sentiría cómodo diciéndonos el nombre del hotel en el que se quedó anoche?”. El directivo no sabía qué decir. Sus balbuceos produjeron las risas de los presentes. “Ahhh… no”, acertó a pronunciar.

“Si se ha enviado mensajes con alguien durante los últimos días, ¿nos diría sus nombres?”. Zuckerberg respondió: “No, senador, probablemente preferiría no decirlo de forma pública aquí”.

Ante esa respuesta, Durbin asestó el golpe más certero al directivo de Facebook: “Probablemente de esto va lo de hoy, del derecho la privacidad, sus límites, y a cuánto se renuncia en la América moderna en nombre de conectar a la gente por el mundo”. El senador resumía así en una frase el escándalo de Facebook. Merece la pena ver el vídeo:

Mark Zuckerberg, que en algunos casos delegó otras preguntas para que las respondieran más adelante trabajadores de su confianza, también se refirió a las interferencias rusas señalando que era consciente de que en el país había personas dedicadas exclusivamente a intentar explotar los sistemas de Facebook. “Es como una carrera de armamento y debemos invertir en mejorar esto”, señaló.

Tras el la intervención de Zuckerberg las acciones de Facebook, que en las últimas semanas habían perdido un 14% de su valor, registraron un repunte en bolsa, cerrando la jornada con un 4,5% en positivo.

 

Via: TreceBits

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.